Otras Tecnologías actualmente en uso 
Análisis comparativa

Los sistemas actualmente empleados para la gestión de este tipo de residuos son el Compostaje, la Bio-Metanización y la Incineración principalmente. Comparativamente hablando, los actuales procesos de tratamiento y gestión de residuos orgánicos expuestos a continuación, permiten únicamente el tratamiento de un porcentaje de todo el residuo existente, produciéndose además olores, plagas y lixiviados altamente contaminantes, cuya gestión final requiere elevadas inversiones económicas y perjuicios para los

ciudadanos y el medio ambiente. 

Nuestro proceso de BIOCTALASIS permite reciclar y reutilizar todos los nutrientes existentes en la Materia Orgánica, aportando de nuevo una microbiota necesaria para la recuperación de los suelos contaminados  por los fitosanitarios.

Una de las bondades principales que nos diferencia del resto de tecnologías es la de no hacer acopio del residuo recepcionado, lo cual permite una gestión diaria del mismo.

Vermicultura

El Vermicompostaje es un proceso de Bio- oxidación, degradación y estabilización de la materia orgánica realizada por la acción combinada de lombrices y microorganismos, mediante el cual se obtiene un producto final estabilizado, homogéneo y de granulometría fina. Este producto obtenido se denomina Humus de Lombriz.

Esta práctica de Bio-transformación, aprovecha varias de las ventajas derivadas de la actividad de algunas especies de lombrices, las cuales tienen la propiedad de acelerar la descomposición y estabilización de la materia orgánica.

Las lombrices realizan esta BIO-Transfomación de forma directa mediante alimentación detritívora o indirecta mediante la estimulación de la actividad microbiana. Este proceso de transformación a través de las lombrices genera un aumento en el contenido de nutrientes, convirtiéndose a través de la actividad microbiana, en formas solubles y asimilables directamente por los cultivos.

Este proceso de degradación de la materia se utiliza para un gran número de tipologías de residuos orgánicos, y se considera una eco- tecnología limpia, sin impacto ambiental.

Esta tecnología se considera artesanal, y debido a los tiempos necesarios de procesamiento de las lombrices, poco rentable a nivel industrial, aunque muy demandada en el mercado por los elevados beneficios que supone para el suelo y las plantas.

Debido a la calidad del Humus de Lombriz, puede funcionar perfectamente como abono químico.

Aspectos de análisis

AMBIENTALES: Se considera una Eco-Tecnología limpia, capaz de tratar prácticamente todos los residuos de tipo orgánico. No genera rechazos tóxicos y emisiones de GEI.

ECONÓMICOS: Los costes de este tipo de tecnología son reducidos, pero en contrapartida las necesidades de espacio y tiempos de producción para obtener el producto final, la convierten en una tecnología muy artesanal. El producto obtenido hoy en día se considera fertilizante orgánico natural.

SOCIALES: Socialmente es una tecnología poco conocida, pero muy valorada en ámbitos específicos, por los beneficios medioambientales que genera..

TÉCNICOS: Es una tecnología que basa su transformación de la materia orgánica en el proceso natural, con lo que técnicamente no requiere ningún adelanto específico.

Compostaje

El proceso de Compostaje se define como una descomposición biológica de la materia orgánica, bajo condiciones que permitan un desarrollo de temperaturas termófilas como consecuencia de una producción biológica de calor, que da un producto final generalmente estable y libre de patógenos y semillas de malas hierbas, que se considera como enmienda orgánica, utilizada para mejorar las condiciones del sustrato o suelo.

El proceso de Compostaje se realiza en presencia de Oxigeno (aerobio), y si lo que se pretende es la obtención de un producto final útil como fertilizante (material orgánico estabilizado) no puede dejarse transcurrir espontáneamente, sino que en el proceso han de controlarse variables relativas al seguimiento del proceso, y relativas a la naturaleza del sustrato.

Las principales variables a tener en cuenta en el proceso de compostaje son, Temperatura, Humedad, pH, Aireación, así como Tamaño de la partícula, Relaciones C/N, Nutrientes, Materia Orgánica y Conductividad Eléctrica (CE).

El proceso de Compostaje está constituido por las siguientes etapas:

Etapa de Preparación: Se acondicionan las diferentes tipologías de residuos orgánicos con el fin de obtener una buena relación C/N y un contenido en agua específico. A su vez se trituran para reducir el tamaño de las partículas.

  • Etapa Mesófila: Se produce la degradación de azúcares y aminoácidos por la acción de grupos de bacterias. La relación C/N es muy importante en esta fase, pudiéndose producir lixiviados tóxicos amoniacales si no se controla el proceso.

  • Etapa Termófila: Se degradan ceras, polímeros y hemicelulosa por hongos del grupo actinomicetos y se produce un incremento del p; es la etapa de esterilización del producto final, siempre que se haya controlado perfectamente el proceso, en caso contrario se produciría el caos.

    Etapa de enfriamiento y maduración: se estabiliza la temperatura y el pH, el cual determina la madurez final del compost, presentando un estado de descomposición de la materia.

Aspectos de análisis

AMBIENTALES: El compostaje genera un consumo medio de agua para mantener la humedad específica, y de energía para garantizar el volteo de las pilas de residuos. A su vez genera emisiones gaseosas durante sus 6-12 meses de proceso obteniéndose lixiviados y rechazos que pueden generar impacto ambiental por contaminación.

ECONÓMICOS: Los costes de funcionamiento son variables en función de la cantidad de residuo orgánico a procesar, necesitándose maquinaria específica para la trituración, volteo y ubicación de las pilas de compost y espacio para su almacenamiento.

SOCIALES: Es una tecnología aceptada

socialmente, que produce olores y reduce la capacidad de los vertederos. El producto final no presenta un estado de descomposición optimo para ser absorbido directamente por las plantas.

TÉCNICOS: Es una tecnología simple de implantar pero difícil de controlar, ya que los parámetros definidos anteriormente requieren un control exhaustivo, afectando a la calidad del producto final. Los residuos utilizados para el compostaje deben ser clasificados previamente, no admitiendo cualquier tipo de residuo orgánico.

EL PRODUCTO FINAL SE UTILIZA COMO ENMIENDA ORGÁNICA PARA MEJORAR LOS SUTRATO DE CULTIVO

Bio-Metanización

La Biometanización se Basa en un proceso biológico anaerobio (sin presencia de oxigeno), en el que la materia orgánica actúa como nutriente de microorganismos anaerobios que la descomponen y dan como producto final una mezcla de gases, denominada BIOGAS, compuesto básicamente por metano y anhídrido carbónico.

Los principales residuos empleados en este tipo de proceso son, residuos de frutas y verduras, purines de cerdos, deyecciones de bovino y ovino, gallinazas o residuos de la industria alimentaria.

En la descomposición de la materia orgánica se distinguen tres grandes fases:

  • Hidrólisis: Se realiza principalmente por enzimas excretadas por bacterias y actúan sobre las diversas moléculas orgánicas de los productos compuestos (polisacáridos, proteínas, etc) rompiendo las cadenas moleculares, preparándolas para su utilización por microorganismos.

  • Acidogénesis y Acetogenesis: : Las moléculas orgánicas solubles generadas en la fase anterior son atacadas por diversos microorganismos, generando compuestos de cadena corta oxidados por bacterias acetogénicas

  • Metanogénesis: Se obtienen productos con un solo átomo de carbono como metano y anhídrido carbónico (BIOGAS)

La puesta en marcha de las plantas de Biometanización está muy sujeta a la tipología de residuo disponible, ya que como se describía anteriormente, necesitan unas condiciones y características específicas para que el proceso de obtención del BIOGAS pueda completarse.

Este tipo de Industrias se suele poner en marcha en lugares cercanos a industrias alimenticias y granjas de ganado, donde los residuos existentes poseen una misma composición.

El producto principal obtenido (BIOGAS) se utiliza primeramente para alimentar las necesidades energéticas de la planta y su excedente se utiliza para generar electricidad.

Aspectos de análisis

AMBIENTALES: La biometanización de los residuos orgánicos es capaz de reducir la cantidad de materia orgánica entre un 45 y 60%. El consumo energético para la puesta en marcha y funcionamiento es elevado, nutriéndose en gran medida del biogás generado. Genera GEI y lixiviados que deben tratarse en vertederos. Reduce la capacidad de los vertederos y genera energía renovable.

ECONÓMICOS: Los costes de funcionamiento son elevados al constituir este tipo de plantas una industria muy específica con uno elevados niveles de control, tanto en la recepción de los residuos como en su posterior tratamiento y descomposición. Requiere personal cualificado y los rendimientos están entre 35-45%.

SOCIALES: Es una tecnología joven, con una implantación muy específica a nivel mundial, que permite reducir los residuos orgánicos generados por las industrias y personas. Los productos finales son BIOGAS, con capacidad de generar electricidad y una fracción orgánica destinada al compostaje. La generación de electricidad produce gases contaminantes derivados de la combustión del gas.

TÉCNICOS: Es una tecnología compleja de funcionamiento, que para producir energías limpias genera un índice considerable de contaminación. Aporta beneficios ambientales cuando se procesan los residuos de animales.

LOS EXCEDENTES DE PRODUCTOS FINALES SE UTILIZAN PARA GENERAR BIOGAS Y COMPOST

Incineración

La incineración de basuras (residuos orgánicos incluidos) consiste en la oxidación total de los residuos, en exceso de aire a temperaturas superiores a los 850oC. Se realiza en hornos apropiados con aprovechamiento o no de la energía producida, en cuyo caso hablaríamos de valorización energética.

Este tipo de plantas suelen ser antiguas centrales de carbón, reconducidas y acondicionadas para quemar RSU, obteniéndose un vapor de agua que se utiliza para la generación de electricidad o calefacción domestica.

El proceso de incineración no discrimina la tipología de residuos a la entrada del horno, por lo que generalmente se incineran residuos tóxicos que generan un gran impacto medioambiental y contaminación atmosférica.

Existen diferentes tecnologías de Plantas Incineradoras, parrilla, lecho fluidizado y plasma. De estas tres tipologías la de Lecho Fluidizado es la que genera emisiones por debajo de los límites establecidos, estableciéndose la combustión total de los residuos a temperaturas superiores a los 1000oC, generando únicamente CO2 y agua.

Hoy en día existen sistemas novedosos de filtrado de los gases de combustión, reduciendo al máximo los niveles contaminantes, pero los costes de puesta en marcha y funcionamiento son elevados.

Aspectos de análisis

AMBIENTALES: Las emisiones gaseosas generadas en este tipo de plantas, emiten gases contaminantes y en algunos casos tóxicos. Genera subproductos como cenizas que contienen metales pesados en cantidades muy elevadas, las cuales son tratadas como residuos tóxicos peligrosos.

ECONÓMICOS: Los costes de puesta en marcha y funcionamiento de este tipo de plantas son elevados, con rentabilidades a largo plazo, únicamente justificables como tecnologías existentes con capacidad de eliminar grandes cantidades de residuos.

SOCIALES: Socialmente son tecnologías muy mal acogidas , debido a la contaminación que producen, así como al impacto ambiental que generan sus humos de combustión. Producen una reducción de la capacidad de los vertederos a un coste medioambiental elevado.

TÉCNICOS: Es la tecnología utilizada para la eliminación de grandes cantidades de RSU, sin tener en cuenta su composición, o clasificación previa. Los productos finales generados son Vapor de Agua para generar electricidad y calefacción domestica, y Cenizas contaminadas por metales pesados.

© 2017 Organic Bio Solutions