Aportes de la

Bio-Catalización

A través de la Bio-Catalización se consigue obtener un fertilizante de alta calidad a partir del reciclado de residuos orgánicos y en un tiempo de procesado que no excede las 24 horas.

Para entender bien las virtudes de la Bio-Catalización es importante contrastar sus capacidades con las del compostaje ya que, aunque el concepto es el mismo, es decir, tratar basuras orgánicas para manufacturar a partir de ellas un producto estabilizado, existen grandes diferencias entre ambas tecnologías.

El material que se obtiene mediante el compostaje no puede ser considerado un fertilizante propiamente dicho, sino que se trata simplemente de un material bio-estabilizado. Con el compostaje, lo que se consigue es estabilizar el residuo orgánico, es decir, que se le despoja de su estatus de “basura”, convirtiéndolo en un material válido para poder ser vertido en zonas de cultivo. Sin embargo, este compost no alcanza las virtudes nutricionales adecuadas que posee un fertilizante y por tanto, su función agrícola es limitada. Por el contrario, el tratamiento desarrollado a través de la Bio-Catalización produce un material bioestabilizado con unas propiedades nutricionales excepcionales para las plantas que lo

convierten en un fertilizante orgánico de alta calidad.

El principal factor que condiciona a la industria del compostaje son los elevados tiempos de tratamiento requeridos, sin embargo la Bio-Catalización destaca por proveer de tiempos de procesado muy cortos. Mientras que para tratar una unidad de residuo con técnicas de compostaje se requieren de entre 4 y 6 meses, la Bio-Catalización necesita tan solo 24 horas para obtener fertilizante orgánico de alta gama. Como se observa, la Bio-Catalización provee de tiempos de proceso lo suficientemente competitivos como para proporcionar una mejora sustancial en los modelos de gestión de residuos que se aplican en la actualidad.

Otro aspecto que también es importante realzar dentro de las cualidades que ofrece la Bio-Catalización, es la baja demanda de suelo que se requiere para el montaje de una instalación. Uno de los hándicaps que limita a la industria compostera es su necesidad de contar con superficies extensas para poder llevar a cabo su actividad. 

Esta circunstancia encarece el establecimiento de plantas de compostaje y obliga a los productores a buscar situaciones geográficas alejadas de los núcleos poblacionales, incrementando con ello la huella ecológica que supone el transporte de residuos a largas distancias. Las bajas necesidades espaciales que demanda la tecnología de la Bio-Catalización para el tratamiento de residuos permiten que el reciclaje de los restos orgánicos pueda realizarse localmente ya que el bajo requerimiento espacial facilita la posibilidad de acercar las plantas de tratamiento a los núcleos de población.

Otro aspecto positivo por el que destaca la Bio-Catalización en comparación con el Compostaje, es la eliminación de malos olores y plagas. La metodología y la velocidad con la que se consiguen tratar los residuos orgánicos a través de la Bio-Catalización, hacen que no se produzcan ni los malos olores ni la aparición de plagas que son tan habituales en las plantas de compostaje. Esta circunstancia hace que Organic Bio Solutions pueda adaptarse mucho mejor a las condiciones estructurales de la región en la que se establezca la planta de tratamiento.

© 2017 Organic Bio Solutions