Descripción del proceso

El proceso industrial por el que se aplica la tecnología que se deriva de los estudios realizados divide su acción en tres procesos bien diferenciados: El Atomizado, La Bio-Catalización y La Bio-Remediación.

Previo a la puesta en marcha del tratamiento biocatalítico, los restos orgánicos recibidos han de

pasar por un sistema de atomizado que tiene por objeto el reducir al máximo la textura del residuo. La reducción del tamaño de partícula, atiende a la necesidad de facilitar el desarrollo adecuado de las siguientes fases del proceso. Una vez alcanzada una fracción textural adecuada, el residuo pasa al siguiente nivel de tratamiento, la Bio-Catalización. En este estadio se procede a dar una serie de tratamientos fisicoquímicos que consiguen que la acción biocatalítica altere la naturaleza química de los residuos, produciéndose la digestión de los mismos y dando lugar a un biocatalizado estable y funcional agrícolamente hablando. Este biocatalizado ya es apto para su uso agrario. El último paso en el tratamiento es la Bio-Regeneración. 

El material biocatalizado resultante pasa a un último estadio en el que se le aplica un conjunto de microorganismos. Este cultivo bacteriano, presente de manera natural en cualquier suelo fértil, actúa molecularmente y consigue transformar el bio-catalizado procedente de la fase anterior en un fertilizante orgánico de alta calidad. En esta parte del proceso se consiguen reincorporan todas aquellas propiedades nutricionales que son necesarias para que el sustrato resultante sea perfecto para cualquier tipo de cultivo.

© 2017 Organic Bio Solutions